Libertad Digital
Política y Sociedad
Descargate la APP
Escuchanos desde tu celular

1

19 NOV. 2019

Una guía para entender y enfrentar el abuso sexual contra la infancia

Hoy se conmemora el Día Mundial para la Prevención del Abuso Sexual contra la Infancia (ASI). Paola Benítez, responsable del Servicio que atiende a cientos de víctimas en el Hospital Pediátrico, visitó los estudios de Radio Libertad y profundizó sobre cómo enfrentar sospechas o confesiones en nuestro círculo íntimo.

¿Creés que un niño, niña o adolescente pudo haber sido víctima de abuso sexual? Llamá al 0800-222-1717 o a la línea 102
Mañanas en Libertad
Nota de Audio
Nota de audio: Completa
27'47"

El Servicio de Atención Integral a Niñas, Niños y Adolescentes Víctimas de Violencia (SAINNAVV) funciona en el Hospital Pediátrico, en el consultorio 21, de lunes a viernes de 8 a 16. Entre el año pasado y lo que va de este recepcionó más de 500 denuncias.

Benítez explicó que, según estiman los especialistas, sólo el 50% de los niños, niñas y adolescentes abusados cuentan lo sucedido. Y además es importante recordar que el SAINNAVV sólo recepciona casos del Gran Resistencia.

Es decir, que entre el interior y los casos que no se dan a conocer, la enorme cantidad de abusos infantiles es preocupante. El 19 de junio de 2019, la Cámara de Diputados del Chaco declaró la “emergencia provincial en materia de protección de niñas, niños y adolescentes ante situaciones de abusos sexuales y embarazos forzados detectados”. La ley había sido sancionada por unanimidad pero luego fue vetada por el ejecutivo.

“Hay que escuchar a la víctima, creerle, no preguntar nada y pedir ayuda. Luego, hay que hacer la denuncia”. Así resumió los pasos a seguir frente a este tipo de casos en un ámbito familiar.

En este punto recalcó que en el 80% de los casos el abusador es un familiar y en un altísimo porcentaje convive con la víctima.

Como sólo el 50% de los niños cuenta lo que le ocurrió, recomendó además “prestar especial atención a las posibles señales que pueda dar una víctima". Y enumeró: “regresiones madurativas” como volver a mojar la cama, manchar con materia fecal la ropa interior. Un niño, niña o adolescente que se asusta y no quiere compartir cuando se da la presencia de alguna persona en particular; que cambian su rendimiento escolar abruptamente. O, incluso, los casos donde se escapan de la casa.

“De los últimos casos dados a conocer de niñas que se ausentaron de sus casas, tres eran pacientes nuestras”, graficó.

“Hay que pedir ayuda y queremos darle la tranquilidad a quienes quieran denunciar que si se detecta un caso, serán atendidos y contenidos médicamente”, afirmó.

Resaltó el hecho de que hay que creerle a la víctima porque el miedo y la vergüenza “prolongan y perpetúan el abuso”.

¡Escuchá la nota completa en el audio adjunto!

En esta nota: #abusoenlainfancia

2