Libertad Digital
Política y Sociedad
Descargate la APP
Escuchanos desde tu celular

1

19 FEB. 2020

Margarita Belén: restituyen restos de dos fusilados

Diego Vigay, fiscal ad hoc de crímenes contra los derechos humanos, contó detalles respecto a los casos de Manuel Parodi Ocampo y Arturo Franzen.

Nota de Audio
Nota de audio: Completa
8'33"

La confirmación de la reposición de restos de dos fusilados en la Masacre de Margarita Belén se conoció en los últimos días. Se trata de los restos óseos de Manuel Parodi Ocampo y Arturo Franzen, cuyos cadáveres fueron intercambiados por el Ejército al momento de entregarlos a sus respectivas familias.

"En ambos casos los cuerpos habían sido entregados originalmente a un mes de la masacre en un cementerio de Resistencia. La identificación fue precaria porque los cuerpos tenían un deterioro muy importante y los familiares tenían una gran conmoción. A las familias los acompañó la duda, sobre todo porque el Ejército custodió el momento en que los cuerpos fueron puestos en los cajones y con la exigencia de velarlos a cajón cerrado", detalló.

Por ello, frente a esas dudas, años atrás fueron exhumados los restos. "Finalmente se pudo saber que fueron cambiados los cuerpos, puesto uno en el cajón del otro. Ahora se procederá a restituir los restos en óseos y que de alguna manera cada familia tenga sus seres queridos con ellos, en sus respectivas sepulturas", destacó.

Contó más detalles de la lucha de las familias para la reconstrucción de la masacre. Y particularmente la exhumación realizada en el cementerio en el año 2007.

RESEÑA

A la fecha son 8 los casos de identificaciones y restituciones realizadas por el EAAF en el Chaco. En noviembre del año pasado el Equipo Argentino de Antropología Forense (EAAF) luego de realizar una serie de análisis genéticos de los restos óseos exhumados en las tumbas de dos de los fusilados aquel 13 de diciembre de 1976, los misioneros Manuel Parodi Ocampo y Arturo Franzen , constató que los cadáveres entregados a las familias, en cajones cerrados y en un marco de extrema coerción, con la prohibición que fueran abiertos, fueron intercambiados por el Ejército Argentino al momento de la entrega en el Cementerio San Francisco Solano.

2