Libertad Digital
Política y Sociedad
Descargate la APP
Escuchanos desde tu celular

1

04 AGO. 2020

Coronavirus: "El dióxido de cloro no es un medicamento, pero ayuda a recuperar la salud"

Guillermo Tamayo Herrera, coronel ecuatoriano y fundador de la Coalición Mundial de Salud y Vida (COMUSAV) y Pedro Chávez, médico y presidente de la coalición en México, dialogaron con Bicho de Radio sobre la creación de esta organización y los estudios que están haciendo con la sustancia.

Nota de Audio
Nota de audio: Completa
23'32"

Quién lo dijo: Programa

Bicho de Radio

Bicho de Radio

"La Coalición Mundial de Salud y Vida (COMUSAV) nace de la necesidad de informar. A muchos de los que tuvimos la oportunidad de experimentar con el dióxido de cloro (CDS), nos inmunizamos y estuvimos en contacto con personas con covid-19 y no nos contagiamos, nos generó la necesidad de informar", dijo Tamayo.

"El dióxido de cloro no es un medicamento, no cura, pero sí ayuda a recuperar la salud y es un oxidante de los virus. Por eso decidimos organizar esta coalición con el afán de reunir médicos, profesionales, convencidos de la labor y con una mente abierta que les permita conocer un poco más de medicina alternativa", expresó.

"El virus frente al dióxido de cloro no es letal, al contrario es nada, tiene una frecuencia eléctrica muy baja y el CDS tiene una muy alta. Esto se vuelve una alternativa de vida", afirmó.

"Actualmente agrupamos 19 países en norte, centro y sur América. En Europa estamos en España", precisó.

"No tenemos una solución a la pandemia, pero esta alternativa no solo es una posibilidad sino una fórmula efectiva", aseguró.

"En la COMUSAV tenemos la evidencia científica, estamos haciendo estudios y se conocerán muy pronto. Tuvimos una guerra mediática de desinformación, eso nos preocupa", consideró.

"Agrupamos más de 3.000 médicos y tenemos más de 10.000 casos de personas que han recuperado su salud", relató.

"Esta sustancia no se debe confundir con lavandina o el clorito sódico. El CDS es un gas que se impregna en agua, al cual ya se le quitó el daño ácido que podría tener en el intestino delgado y grueso", detalló Sánchez.

Acerca del acuerdo con el paciente con covid-19 que recibirá el dióxido de cloro explicó que "se hace una carta de consentimiento informado, en donde el paciente firma que está de acuerdo en recibir esta sustancia. Hasta el momento no tuvimos ninguna contraindicación".

"El dióxido de cloro es una sustancia inocua, muy barata, muy sencilla, que elimina muchas patologías. Si se van las patologías, las enfermedades ¿quiénes son los afectados de que la gente recupere la salud?", se preguntó Tamayo Herrera.

"Se está pidiendo que se venda en farmacias y se recomienda que se normalice, porque ahora muchas personas elaboran el CDS y la única manera de regularlo es que lo hagan los estados", marcó.

"En todos los países de la coalición se apalancan en la declaración de Helsinki, en su artículo 37, que dice que en caso de pandemia solamente los médicos y científicos pueden desarrollar fórmulas magistrales para mitigar cualquier enfermedad", especificó.

Chávez añadió: "ya tenemos un modelo de legislación. En San José de Chiquitos, un pueblo de Bolivia, ya tienen una ley general para la producción y distribución del dióxido de cloro y ya se distribuye por el gobierno en otras cuatro ciudades desde hace casi un mes y la curva ya se aplanó".

"Allí solamente lo pueden prescribir los médicos y el seguimiento también debe ser llevado adelante por ellos", indicó.

"Ya se está avanzando en el tema en Argentina. Sabemos que hay personas allí que dicen 'no tenemos evidencia científica, vamos a hacer los protocolos de investigación''", sostuvo.

"Las patentes fueron donadas por Andreas Kalcker. Nosotros no nos estamos beneficiando en nada, todo lo que hacemos es altruista, porque al final de la existencia solo te llevás lo que ayudaste", manifestó.

¡Escuchá la entrevista completa!

En esta nota: #dioxidodecloro

2