Libertad Digital
Política y Sociedad
Descargate la APP
Escuchanos desde tu celular

1

18 OCT. 2019

Preocupa el Paraná: “Es la bajante más marcada de los últimos 50 años”

Gustavo D' Alessandro, vocal de APA, contó detalles del fenómeno y dio información actualizada. Aunque pidió no alarmarse, resaltó la gravedad del déficit hídrico. En otra cuenca, por el bajo nivel del Río Bermejo, algunas localidades del interior ya comienzan a tener problema de provisión de agua para consumo.

Nota de Audio
Nota de audio: Completa
6'46"

“Estamos muy preocupados con esta situación, no sólo en el Chaco sino en todas las provincias ubicadas a la vera del Paraná. Es la bajante más importante de los últimos 20 años en niveles y de los últimos 50 años en niveles más persistencia”, destacó.

Dijo que los niveles no son superiores a los dos metros en la mayoría de los puertos y en Barranqueras es de apenas 1,60 metros.

Resaltó que esto se da por falta de lluvias en altas cuencas. Es decir, al Norte en los ríos Paraguay, Iguazú y el propio Paraná.

“Hemos estado intentando mantener el acceso de barcazas con hidrocarburos como de otros elementos al Puerto de Barranqueras con dragados permanente, pero con estos niveles lamentablemente ya no se puede”, confirmó.

La navegabilidad de los ríos Paraná y Paraguay por la aparición de bancos de arena es “muy complicada”, reconoció.

Y también dijo que ya hay un fuerte impacto ambiental en lagunas que depende del nivel de los ríos mencionados.

“Por la información que tenemos del Instituto Nacional del Agua (INA) y del Servicio Meteorológico Nacional, ya sabemos que no vamos a tener lluvias importantes. De hecho, el INA realiza un estudio trimestral que muestra que las complicaciones van a seguir hasta diciembre”, sentenció.

Explicó que el Paraná en la zona brasileña tiene más de 20 presas y que por ello necesitan “recaudar su caudal”.

“No hay que alarmarse, están todos los organismos trabajando. Pero a estos niveles y por persistir dos meses como ocurre ahora, podemos decir que es la bajante más fuerte de los últimos 50 años”, finalizó.

EN OTRA CUENCA

Más allá de lo que pasa en el Paraná y el Paraguay, lo más grave parece estar en el río Bermejo, que “ya está afectando la toma de agua para el consumo que se realiza en conjunto con Sameep en varias localidades del interior”.

“En algunos lugares se puede cruzar casi caminando y estamos todo el tiempo con grúas y dragas”, lamentó.

¡Escuchá la nota completa en el audio adjunto”

En esta nota: #paraná

2